Informamos sobre los acontecimientos en las comunidades

Carlos Ernesto Choc, Maya Q'eqchi', es periodista comunitario de El Estor en el departamento Izabal. Trabaja para „Prensa Comunitaria“ en Guatemala, un medio alternativo e investigativo conocido también más allá de sus fronteras. Después de presenciar y haber tomado una foto y filmado el asesinato de un manifestante por un policía en una manifestación de pescadores en el año 2017, manifestación en contra de la empresa minera Compañia Guatemalteca de Niquel de Izabal S.A. (CGN/Pronico)1 en El Estor, él no solamente ha sido criminalizado y perseguido por la justicia, sino también ha sido atacado y amenazado en diferentes ocasiones.

En Guatemala, así como en muchos otros países, la realización de los megaproyectos extractivos y otros más, regularmente va acompañada por violaciones de leyes y convenios internacionales2, la destrucción del medioambiente y de los medios de existencia de las comunidades locales, muchas veces campesinas. Al igual que el aumento de las protestas en contra de estos proyectos, también hay un aumento de la criminalización de activistas, periodistas y abogadas y abogados que enfrentan a estas empresas y que abogan por el medioambiente, derechos de tierra y derechos humanos.3

En este contexto los medios comunitarios representan una manera de empoderamiento de personas que muchas veces están particularmente afectadas por estos y por otros problemas. Los medios comunitarios, periódicos en línea o radio, sirven para la auto-organización y la visibilización de problemas sociales y reivindicaciones que casi no se tocan en los medios nacionales comunes y en los discursos políticos hegemoniales.


La entrevista con Carlos Ernesto Choc fue realizada por Tamara Candela de la Iniciativa Movimientos de Base Abya Yala el 11 de abril del 2021


Qué significado tiene el trabajo de “Prensa Comunitaria” en un contexto como el de Guatemala, en el cual los medios de comunicación están controlados por las élites económicas y políticas, y en el cual la organización social es criminalizada cuando se dirige contra las transnacionales, contra los políticos corruptos etc.?


Prensa Comunitaria es un medio alternativo que se maneja mayotariamente por indígenas.Es un medio muy importante porque pone un contrapeso a los medios de comunicación corporativos en Guatemala. Informamos sobre los acontecimientos en las comunidades, sobre política, cultura, arte y también sobre feminismo. Yo trabajo para Prensa Comunitaria desde el 2016 y estoy muy orgulloso de trabajar ahí.

Un tema que yo considero muy importante es la libertad de prensa. Sin embargo vemos un aumento de la criminalización de periodistas en Guatemala en los años pasados. Esto afecta también y sobre todo a periodistas comunitarios. Un ejemplo más reciente es el caso de Anastasia Mejía, directora del medio comunitario Xol Abaj, que es muy parecido al caso mío.4

Un problema que estamos afrentando los periodistas comunitarios e indígenas es que no se nos toma en serio y somos discriminados, también por parte de otros periodistas. Incluso un titulo académico vale poco o nada si no eres blanco o mestizo. Y todavía más discriminizadas que los periodistas comunitarios indígenas son las mujeres periodistas comunitarias indígenas.



Y qué signifcado tiene la organización comunitaria en general en un contexto en el cual el estado no cumple con sus obligaciones, como por ejemplo la garantía del acceso a la educación y a la salud?


En muchas regiones de Guatemala hay un abandono de Estado. Ahora esto se hace especialmente visible en el área de las escuelas. En algunas comunidades no hay escuelas ni hay acceso al internet. Esto significa que el sistema escolar que ya estuvo malo antes de la pandemia ahora está peor. Por ejemplo en El Estor los habitantes del caserío San Luis Chacpoela reconstruyeron la escuela con sus propios ahorros. Ni el gobierno municipal ni el Estado reaccionaron a las exigencias de las autoridades comunitarias para un apoyo en el área de la educación.5


A los problemas que se agudizaron por la pandemia se agregan las consecuencias de los huracanes Eta e Iota que afectaron fuertemente a algunas comunidades y destruyeron a otras.


En la situación actual muchas mujeres dan luz en sus casas, no van a los hospitales. Y en muchas comunidades son las comadronas las que se hacen cargo de la salud. Muchas de ellas han sido infectadas de Covid-19. Se curaron con plantas medicinales ancestrales y lo han sobrevivido.


Nosotros informamos sobre las situaciones de las comunidades desde las comunidades. Pude visitar algunas de ellas y he escrito sobre ello. Es muy importante para nosotros poder apoyar con nuestro trabajo a nuestros hermanos y nuestras hermanas indígenas.



La descripción de tu persona en la página web de “Prensa Comunitaria” es la siguiente: „periodista comunitario, criminalizado por su labor periodística en El Estor Izabal“. Qué fue lo que pasó?


En el año 2017 apareció en el Lago Izabal en El Estor una mancha roja. Los pescadores y los habitantes se preguntaron qué habría pasado. Dada la cercanía de una minera, estaban preocupados por el lago, por su salud y por su existencia. Entonces consultaron al Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de Izabal. Después de que éste no había dado respuestas adecuadas ni había empezado a investigar los acontecimientos, los pescadores decidieron denunciar al consorcio minero. Y como el Ministerio no cumplió con las demandas de los pescadores, éstos bloquearon la carretera principal por la cual también pasan las camionetas de la empresa.

Yo estaba presente. También estaba yo presente cuando empezaron los disturbios y cuando un policía disparó a un manifestante a pocos metros de mi. Yo tomé fotos de los hechos y lo filmé con mi celular.

Después criminalizaron a los pescadores y a mi persona y nos culparon de todo tipo de delitos. Cuando me dijeron que denunciaron a los pescadores y que mi nombre también estaba en la lista, lo primero que pensé fue que era un chiste. Y luego vi mi nombre en la lista y entendí que no es un chiste y que es realidad. Los delitos que nos acusaron a los pescadores y a mi como periodista son seis: detención ilegal es una, amenaza es la segunda, daños, instigación a delinquir, asociación ilícita, reuniones y manifestaciones ilícitas. 

En enero del 2019 el juez Edgar Aníbal Arteaga López me ligó a proceso por los delitos 'amenazas' y 'detenciones ilegales'. Desde este momento comencé a firmar un libro de actas, cada 30 días en el Minsterio Público. Desde el 2017 estoy amenazado y me tuve que esconder. También entraron a mi casa a robar  mis utensilios de trabajo, como por ejemplo mi cámara. Y eso ocurrió mientras yo estaba durmiendo. También perdí mi trabajo en la municipalidad. Fue un tiempo muy difícil, también psicológicamente.



Has recibido algún apoyo?


De parte de los periodistas guatemaltecos no recibí ningún apoyo. Como ya mencioné anteriormente, los periodistias comunitarios no son considerados como periodistas. Tampoco recibí apoyo de las organizaciones de Derechos Humanos. Por la denuncia en mi contra, se hubieran convertidos en cómplices, según el estado. Cuando recibí apoyo de un equipo internacional de periodistas que apoyan a periodistas criminalizados, logramos romper el cerco mediático y logramos hacer conocidos los acontecimientos alrededor de la mina en El Estor y mi caso.6



Muchas gracias por la entrevista.


1 La empresa nacional Compañia Guatemalteca de Niquel de Izabal S.A. (CGN-Pronico) fue fundada en 2013 por la empresa rusa-suiza Solway Investment Group (SIG), después de que en el año 2011 comprara la concesión para el proyecto minero Félix.

2 Por ejemplo, repetidamente ni los gobiernos ni las empresas cumplen con el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, firmado entre otros también por Guatemala. Este convenio dispone que la realización de proyectos de este tipo requieren una consulta previa libre e informada en las comunidades afectadas.

3 Global Witness 2020; Front Line Defenders 2021

4 Anastasia Mejía, Maya K’iche’, periodista y directora del medio comuniatrio Xol Abaj (radio y tv) fue detenida en septiembre del 2020 en Joyabaj en el departamento Quiché. En el tiempo en el cual trabajaba en la municipalidad de Joyabaj (2015-2019) se encontró con manejos irregulares. En el año 2015 denunció al acalde de esta ciudad por corrupción, pero el Ministerio Público no reaccionó. Al contrario, reaccionó cuando el alcalde denunció a Mejía en septiembre de 2020, a lo cual sucedió primero su detención y posteriormente su liberación. Ahora Mejía ha denunciado de nuevo al alcalde de Joyabaj.

5 Carlos Choc: „El Estor: 17 familias maya Q'eqchi' reconstruyen escuela sin apoyo del Estado“ (Prensa Comunitaria , 27.03.2021)

6 El objetivo del proyecto Green Blood/Forbidden Stories es visibilizar y apoyar a periodistas que informan sobre destrucción del medio ambiente relacionado con proyectos mineros y que son criminalizados por su labor.

La entrevista fue publicada en Amerika 21